Budapest Painting


061513_2023_feast11

El cuadro de Budapest
Breve historia de la pintura de Santa Filomena hecha por Masa Feszty que se encuentra en Mugnano del Cardinale, Italia

Diciembre 1998
En diciembre de 1998 visité a mi amiga artista, Monika H., y me llevé una estampita con la imagen de una Santa, pidiéndole que pintara esta imagen: era la de Santa Filomena.
La pintura original es de Masa Feszty pintada a principios de los años 50. La pintura es en Buda, en la iglesia de Felső-Krisztinaváros.
Después de más de diez años de silencio, mi deseo parecía que no se podía lograr.
El artista, una querida amiga, nunca había oído hablar de Santa Filomena. Durante  mi visita le dije brevemente la maravillosa vida de Santa Filomena, su martirio, sus milagros, sobre todo lo que pasó en nuestra familia a principios de los años noventa, gracias a su intervención.
La pintura estaba lista incluso antes de Navidad.

Enero 1999
Después de un par de semanas – justo el día después de la misa en memoria de Santa Filomena- por la tarde, Monika H. me llamó para decirme con entusiasmo lo que le había sucedido en aquel  día.
Por la mañana el artista estaba organizando sus negocios en la ciudad, cuando, pasando por delante de una tienda de antigüedades, por la puerta grande de vidrio, su atención fue atraída por una pintura. La tienda era anteriormente una tienda de ropa y el antiguo nombre de la tienda, Perla Azul, todavía estaba en la puerta. Mons. Braschi me había llamado Perla, la traducción italiana de mi nombre húngaro, porque era demasiado difícil de pronunciar. Después de comprar la pintura ,la tienda de antigüedades se ha cerrado para siempre, casi como si la única razón de su existencia era vender a nosotros la pintura. No podía creer a sus ojos !! Al principio le pareció reconocer a la misma Santa que había dibujado un par de semanas antes. Sus rostros eran similares, los mismos ojos grandes y redondos oscuros mirándola. Entró en la tienda. Ella vacilante preguntó al vendedor si la pintura representaba la imagen de Santa Filomena. Después de decir el nombre del pintor, Masa Feszty, el vendedor fue sorprendido y mostró su satisfacción por haber reconocido esta obra de arte. Después de la puesta en marcha de Santa Filomena en enero de 1999 decidí dar las gracias a Mons. Braschi, el director espiritual del santuario de Santa Filomena, por su devoción y el  labor que ha realizado desde marzo hasta noviembre de 1997 en Budapest. Y el día después mi amiga me llamó. Esta llamada me causó una sensación extraña y se hizo evidente que la pintura era lista para ir al santuario de Santa Filomena. Con un pequeño grupo de devotos de Santa Filomena me fui a la tienda de antigüedades. Probablemente una persona había traído la pintura a la tienda para venderlo. Así, hemos fortalecido nuestra intención de comprar la imagen y dejamos un depósito. El dinero para comprar la pintura se recogió muy rápido, y en pocos días pudimos comprarlo. Mons. Braschi, escuchando nuestro mensaje, estaba profundamente conmovido y expresó su alegría y gratitud a los devotos húngaros de Santa Filomena por este gesto. Después de comprar la pintura había un problema a resolver, aparentemente sin solución: cómo llevar la imagen al santuario de Santa Filomena, en Mugnano del Cardinale.
Mayo 1999
Sin embargo, el Todopoderoso encontró una solución. Mi hijo era un jugador de fútbol en un equipo conocido en Budapest desde hace más de 10 años. En mayo de 1999 – su entrenador celebró una reunión especial para los padres de los jovenes para informarles de que los jugadores habían recibido una llamada para una copa internacional. El torneo se llevó a cabo desde el 20 de junio hasta el 25 en Italia, en uno de los suburbios de Roma (Zagarolo). Los costos estaban cubiertos por los patrocinadores – excepto el costo del viaje. Yo no podía creer a lo que oía !! El plan estaba listo en mis pensamientos. También nosotros íbamos  y nos llevamos con nosotros la pintura de Santa Filomena. El santuario se encuentra a unos 200 a 250 km de allí.
La autorización oficial para el transporte de la pintura no era fácil de obtener, pero al final el Ministerio de Cultura se ha comprometido a llevarnos a la pintura en Italia.
Junio 1999
Llegamos al Santuario de Santa Filomena en la tarde del domingo, 27 de junio de 1999. Mons. Braschi se preparaba para la misa, cuando entregamos la pintura en la sacristía.
Budapest, 05 de junio 2007
Perla
Budapest, Hungría

perla1s

perla2s
perla3s

 



1

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!